Cadillacs de General Motors cambiaran de carril de forma automática con su nueva actualización.

Cada vez la era de la inteligencia artificial se apodera más de los diferentes sectores, incluyendo el automotriz. Por ello cada vez son más las actualizaciones pensadas en que la conducción sea mucho más fácil para los usuarios. En este caso General Motors ha incluido una nueva función en su sistema Super Cruice, su sistema avanzado de asistencia. La misma contiene la posibilidad de cambiar de carril de forma completamente segura para todos en la pista.

El sistema de Súper Cruice fue lanzado originalmente en el 2017 y a partir de allí ha sufrido una gran cantidad de mejoras. En la actualidad se encuentra disponible para los Cadillac CT5 y CT6, de forma completamente exclusiva. No cualquier automóvil puede poseerlo debido a que es bastante complejo, contando con cámaras, sensores de radar, GPS y datos de mapeo. Todo esto permite que sea posible la conducción en manos libre, aunque con algunas funciones limitadas hasta la fecha.

La actualización de este sistema es sumamente importante, debido a que precisamente aporta una nueva función. El cambio de carril es un acto complejo, que a muchos seres humanos les cuesta dominar. Por ello en su momento fue impensable que una maquina pudiese realizarlo con éxito o que pasaría muchos años antes de ello.

Cadillacs CT5, super Cruice, General Motors

La idea de esta actualización de Súper Cruise es que al conducir los Cadillacs se siga prestando atención a los detalles. La mente del conductor no debe desligarse de la carretera en ningún momento, esa no es la idea. Realmente con esta actualización General Motors lo que busca es un sistema más intuitivo y con mejor rendimiento. Igualmente que los clientes puedan acceder a él con mayor facilidad y entenderlo sin problemas.

¿Cómo influencia la actualización de Super Cruise de cadillacs?

Hay que ser conscientes de que el cambio de carril es una tarea realmente compleja. Por ello se debe entender desde el principio como trabaja esta función, en donde trabajan millones de sensores. Cuando Super Cruise está activado, el conductor puede tocar o bloquear completamente la señal de giro para indicar que le gustaría cambiar de carril.

Luego de lo anterior el sistema buscara una abertura aceptable del carril indicado  e informara a otros conductores sobre el siguiente movimiento. Al conseguir lo que necesita buscara funcionarse de forma inmediata con la vía señalada en principio.  Mientras todo esto ocurre el automóvil enviara mensajes de todo lo que está ocurriendo en este proceso. Igualmente cuando el cambio no sea posible también tendrán los datos correspondientes, por lo que se miden las distintas posibilidades.

General Motors penando en todo

General Motors ha pensado en un sistema completo, el cual solo ha sido medianamente igualado por Testla recientemente. La idea es que los conductores se hagan más conscientes de los detalles a su alrededor, al tener que olvidarse de la forma de conducir. De esta manera se pueden evitar accidente, sobre todo cuando hay obstáculos en la vía completamente inesperados.

General Motors: Mas intuición al conducir

Ahora el siguiente reto de la compañía es poder implementar este sistema en otros modelos. Los cadillacs CT5 y CT6 han están quedando en el olvido, por lo que se necesita una actualización al respecto. Así mimo hay que tener en cuenta que la función Super Cruice no es nada barata, por lo que incluirla también eleva los costos de cualquier vehículo en gran medida.

El futuro está llegando y cada vez son más las actualizaciones que hay sobre los sistemas de conducción automatizados. General Motors tiene una clara ventaja por ahora, pero no hay que confiarse ya que muchas compañías están trabajando al respecto. Puede que dentro de poco acceder a esta tecnología no sea tan costoso y traiga consigo carreteras más seguras para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *